Querida venganza

Katniss Everdeen es una chica aplicada a sus estudios y nada llamativa para el genero masculino, pero ocurrirá algo que hará que cambie por completo para realizar una venganza. Deberá enamorar a Peeta Mellark, el capitán del equipo de football de su instituto ¿Podrá Katniss centrarse en su objetivo sin sucumbir a los encantos del chico?

jueves, 16 de agosto de 2012

Capítulo 8: La puesta en marcha. Parte II

Hoooooooooooooola JIJIJI. Ya está la segunda parte ^^. La he modificado porque algunas queriais ver la reacción de Peeta en la grandiosa clase de matemáticas y vuestros deseos son ordenes para mi. AVISO: No se si en todo el fin de semana podré subir capítulos. Tengo cumpleaños, me voy al Oceanografic en fin, algo movidito. No me odieis T.T. Espero que os gusteee!!!

 

CAPITULO 8: LA PUESTA EN MARCHA PARTE II

-Lo mismo podría preguntarte yo a ti – Se quita el casco para hablarme. Está un poco despeinado. Hay que decir que se le ve así más atractivo. Peeta se encoge de hombros.
-Estaba con el entrenador, hablando sobre alguna alternativa a ser el aguador – ¿Ha convertido a Peeta en el aguador? No puedo evitar soltar una carcajada. Él rueda los ojos, eso solo hace que mi carcajada se haga mas fuerte –
-¿De Quarterback a aguador? - Una lagrima amenaza con salir de mis ojos.
-Si, si ríete. Bueno el caso es que hemos estado organizando los libros de jugadas, por eso salgo ahora del instituto. ¿Que hay de ti? ¿Qué hace una señorita como usted andando sola bajo el sol ardiente? - Me sonrojo al escuchar la última pregunta.
-Estaba en el laboratorio con una compañera, comenzando un trabajo. Pensaba coger un taxi para ir a casa pero por aquí no pasa ni Cristo. Nadie me cogía el teléfono así que tuve que empezar a andar.
Peeta parece meditar un segundo. Se baja de la moto, abre el maletero y saca otro casco un poco mas pequeño que el que llevaba puesto y me lo tiende.
-Póntelo, voy a llevarte a casa – Se me abren los ojos ¿Subirme en una moto? Les tengo terror.
-Yo...no creo que pueda Peeta – Bajo la cara avergonzada.
-¿Te da miedo? - De sus labios asoma un sonrisa socarrona, ahora el que se ríe es él.
-Pues...un poquito. - No puedo evitar poner un puchero.
-¿Prefieres andar durante una hora bajo este sol? Además si te coges fuerte no tienes porque caerte. Iré despacito - Peeta ahora está delante de mi aún con el casco que debería ponerme, en las manos. Yo niego fuertemente con la cabeza. -Mi condición de hombre me impide irme dejándote aquí tirada. Así que me quedaré contigo hasta que decidas subirte a la moto.
Me da igual. Empiezo a caminar otra vez y él me sigue, llevando la moto con las manos y caminando a mi lado, totalmente en silencio. Le miro de reojo cuando llevamos un rato andando. Esta sudando de lo lindo. Deduzco que esa moto no tiene que ser ligera y hacer esfuerzos bajo este sol puede ser peligroso. Ruedo los ojos, maldiciéndome a mi misma y a mi buena voluntad.
-Trae ese maldito casco – Se lo arrebato de las manos y puedo ver una sonrisa de triunfo en su cara -Borra esa sonrisa de tu cara Mellark – Eso solo hace que se ria fuerte. Me lo pongo y lo ajusto fuerte a mi barbilla asegurándome de que está bien sujeto. Cuando Peeta ya se ha subido me apoyo en sus hombros para tomar impulso y subirme.
-Sujétate fuerte miedica. - Le hago caso y rodeo su cintura con mis brazos, apretando mucho. - Vas a hacer que se me salga el hígado por la boca – Dice mientras arranca la moto.
-Lo siento. - Me disculpo y aflojo mi agarre, aunque ahora no me siento tan segura.
-Es broma tonta. - Cuando dice esto acelera y por instinto aprieto más fuerte. Puedo distinguir una risa delante de mi. Tiene el vientre realmente tonificado y duro. Relax Katniss, relax...
Durante el camino va a una velocidad moderada, supongo que lo hace por mi, cuando le he visto conducir siempre va más rápido de la velocidad permitida. Refugio mi cara en su ancha espalda que me tapa la mayor parte del aire. Cuando paramos en un semáforo se pone de perfil y levanta la visera de su casco para hablarme.
-¿Cómo lo llevas? - Veo como una de sus comisuras se levanta en una sonrisa enseñando su dentadura.
-Deseando llegar ya a casa – Ahora su sonrisa es malévola. Y dice antes de bajar la visera:
-Sus deseos son ordenes... - Se la baja y vuelve a girarse. Esa última sonrisa me ha dado miedo. Antes de que el semáforo se ponga en verde Peeta le da gas a la moto. Oh no, no. Que no haga lo que está pensando hacer. Cuando el semáforo se pone en verde y la moto sale disparada me agarro muy muy fuerte y suelto un chillido muy agudo. Lo mato, si no muero por el camino juro que lo mato. Sigue a esa velocidad hasta que llegamos a mi casa, y disminuye de velocidad de una manera muy brusca. Yo no me doy cuenta y sigo anclada a su cintura con la cabeza apoyada en su espalda. Creo que estoy en shock. Cuando Peeta se da cuenta de que no aflojo el agarre pone una mano sobre la mía haciendo un poco de presión.
-Kat ¿Estás bien? - Me pregunta con desdén. Este ya se ha quitado el casco y se gira para mirarme. Me levanta la visera y veo como se asoma para mirarme - ¿Estás llorando? - ahora su tono ha cambiado por uno de preocupación. Me separo de él para bajar y quitarme el casco. Me toco las mejillas y si, estoy llorando. También estoy enfadada. Le lanzo el casco con fuerza dandole en pleno pecho y me giro dando zancadas hacia la puerta de mi casa secándome con el dorso de la mano. Cuando estoy apunto de meter la llave en la cerradura Peeta me da la vuelta haciendo presión en mi cintura. - Kat espera, yo... lo siento. No pensaba que te fuera a afectar tanto - Lo miro a los ojos y reflejan un verdadero arrepentimiento.
-No me sirve Peeta, te dije que me daba miedo subirme a una moto, me prometiste que no irías rápido. Y te has pasado por el forro todo eso. - intento volver a girarme para meterme en la seguridad de mi casa, todavía me tiemblan las piernas del paseo. Pero las férreas manos de Peeta aún me sujetan. Le miro enfadada y me pone un puchero realmente adorable, como el que he hecho yo. Mierda, mierda.
-Por favor Katniss... No te enfades, no dejare que te vayas hasta que no me perdones. Además quería pedirte un favor.
-No te encuentras en una buena situación para pedirme un favor Mellark – Le respondo cruzándome de brazos - ¿Qué quieres?
-Yo... - Suelta mi cintura para rascarse la cabeza, y me da la sensación de que me caigo. Parezco un flan. Él se da cuenta y vuelve a sujetarme. - Vaya si que te ha afectado el paseo. - Pongo los ojos en blanco.
-Al grano Peeta -
-He hablado con el entrenador y si quiero jugar los partidos debo mantener una media de ocho en las asignaturas. - Ya veo por donde va – Ya sabes que las matemáticas no son mi fuerte y dado que tenemos el examen la semana que viene me vendrían bien unas clases de apoyo. Aunque bueno, se que tu noviecito te ha pedido también que le ayudes... - ¿Mi noviecito? Ay madre.
-Déjame que me lo piense ¿Vale? - Lo siguiente que digo es una mentira – Además sigo enfadada, debería matarte aquí y ahora por lo que me has hecho pasar.
-De verdad que lo siento. Pretendía ser una venganza porque te has reído de mi, pero me ha salido el tiro por la culata. No pensaba que te fuera a afectar tanto. - No le contesto, me giro para abrir la puerta de casa, esta vez él me deja hacer. Cuando estoy apunto de cerrar la puerta, veo que él sigue en el mismo lugar. No puedo ser mala. Cuando me aseguro de que me está mirando le dedico una sonrisa.
-Pese a todo, gracias por traerme. - Mientras cierro la puerta veo su sonrisa como respuesta y me siento mejor. Me asomo por la ventana discretamente y veo como se aleja poniéndose de nuevo el casco y se sube a ese cacharro del demonio. Se gira para mirar a la puerta de nuevo y finalmente me quedo mirando hasta que desaparece por la calle. Cuando me doy la vuelta me encuentro con Prim, cruzada de brazos y con una ceja levantada. Miro a Cato que está sentado en el sofá con cara de: 'Te compadezco' y le saludo.
-Hola – Paso al lado de mi hermana, ignorándola. Y me siento al lado de él.
-Hola Kat – mira a mi hermana y después me susurra – Está un poco cabreada.
-Ya veo – digo en el mismo tono.
-Katniss explicame porqué Peeta te traía si supuestamente estabas con Madge. - En ese momento llaman a la puerta y aparecen las otras dos chismosas que faltaban. Cato se levanta del sofá cogiendo las llaves de su coche.
-Creo que aquí ya no pinto demasiado – Pobre, lo que va a tener que aguantar por estar saliendo con mi hermana. - Adiós chicas. - Se despide de Prim con un beso y sale por la puerta. Ahora Glim toma el turno de palabra.
-Katniss lo he visto, te ha traído. ¿En que estabas pensando? Vas muy rápido.
-No tendría que haberme traído si vosotras tuvierais el móvil para algo más que de adorno. - Las señalo acusandolas - Os llamé a todas para que me recogierais porque no venia ningún taxi. Empecé a andar, me encontró por el camino y se ofreció a llevarme. Al principio me negué, me empezó a acompañar a pie pero hacia demasiado calor como para que llevará a cuestas la moto por lo que cedí.
-Si todo eso muy bonito, pero os he visto desde la ventana. Y no es que precisamente solo le dieras las gracias. Se os veía muy arrejuntados en la puerta – Suspire de impaciencia. Y terminé por contarles todo.
-¿Este chico si que va rápido no? - Annie es la primera en hablar. Prim nos mira en silencio.
-Creo que deberías decirle que si. Le ha afectado mucho lo de Brad y ya puedes empezar a mostrar tus encantos de mujer. - decide Glim.
-¿Tan pronto? No ha pasado ni un día desde que me ha visto cambiada.
-Si, pero se ha molestado de que Brad te haya tirado los trastos. Y por lo que nos has contado del encuentro de esta tarde creo que ya podrías empezar a engancharle en tu red. - Glimmer parece un poco enfadada.
-¿Estás bien cuñada? - Le pregunta Annie.
-Me molesta que el cerdo ya se este fijando en otra cuando lo dejamos el domingo. - Pongo mala cara porque la otra en teoría soy yo. - Oh no Kat, no pongas esa cara. No me enfado contigo, es por él.
-Bueno, mañana tengo otra clase con él. Le diré que si que le ayudaré y a Brad lo mandaré un poco a tomar viento. Ahora me voy a duchar y a hacer cosas de clase. Estoy agotada y sudada.
-Vale amiga, te dejo aquí las lentillas para que te vayas acostumbrando a llevarlas. Me ha dicho la chica que te las pongas cinco minutos y después te las quites. Por lo menos dos veces al día ¿Vale? - Asiento - Vos vemos mañana. - Las dos me dan un beso y se van para casa de Glim.
-¿Te importa preparar la cena Prim? - Ella niega con la cabeza y sin decir nada va para la cocina.
Mi día por lo menos no acaba muy, muy mal. Estoy reventada eso si, cuando ya es de noche y me acuesto en la cama para dormir no duro ni un minuto despierta.

Peeta's POV

Ahora que la estoy viendo más de cerca está realmente guapa. Quien diría que debajo de toda esa ropa horrible se escondía esto. Madre mía. En mitad de la clase me fijo en ella de nuevo tiene mucha calor y se abanica con la portada de su libreta y se echa el pelo a un lado dejándome ver ese fabuloso cuello.
El profesor nos informa de que el examen será dentro de justamente una semana. Estupendo, creo que suspenderé. Si no fuera porque Kat está enfadada conmigo le pediría que me diera clase. Cuando Beetee se marcha dejando la puerta abierta mi campo de visión entra en contacto con el pecho de Kat. Oh.Dios.Mio. Tira el cuello hacia atrás dejando ver una gota de sudor resbalándose hacia abajo mientras ella emite un melodioso jadeo. Esto es demasiado para mi, y me atraganto con mi propia saliva provocando que me de una fuerte tos. Ella me ayuda dándome unos golpecitos en la espalda. Vamos Peet relajate. Huevos, leche, azúcar, harina, sal...
Al rato ella me ignora pero yo no dejo de estar atento y me entra la curiosidad cuando veo que se ha atascado con un ejercicio y que está mordiendo la punta de su lápiz. Le pido que me deje ojearlo y ella me mira exceptica. Bien, cree que soy un cateto incapaz de resolver un ejercicio. Lo miro con detenimiento. Dos, tres veces y al fin encuentro donde se ha equivocado. Menos mal. Aunque creo que se siente ofendida. Que chica mas orgullosa...
Cuando la clase está apunto de terminar y yo no he echo nada productivo ,salvo quedarme embobado, viene el picha brava de Brad.
Él se apoya en su pupitre y ella se acerca más a él con una sonrisa en los labios. Mierda ¿Enserio? ¿Le gusta ese tío? Cada semana tiene a una diferente y lo sabe. Solo será una más. Tengo que aguantarme las ganas de decirle un par de cosas pero me centro, y escucho toda la conversación.
-Verás, como el examen es dentro de una semana y yo no tengo mucha idea de las concavidades, las áreas y todas esas cosas. Me preguntaba si podrías ayudarme algún día para ir más preparado. - Pero tendrá jeta el chaval...Todo el mundo sabe, incluso ella, que tiene sobresalientes en la mayoría de las asignaturas. Seguramente lo mande a la mierda.
-Mmm, me lo tengo que pensar. Tengo muchas cosas que hacer. Yo te aviso ¿vale? - Dice rozándole con la mano en el brazo. ¡¿Qué?! Y se lo habrá creído... no, no puede ser. Él se la quiere llevar al huerto y no se pispa de nada. Cojo lo primero que tengo a mano. Un boli, tengo que hacer acopio de toda mi fuerza de voluntad para no clavárselo en la yugular. Cinco minutos que lleva aquí y me ha puesto de los nervios. Por lo menos no le ha dicho que si a la primera. Se marcha con aires de chulito y guapetón y en ese instante suena el timbre. Gracias a los cielos, tengo que salir de aquí ya.

Esto no debería de molestarme, Katniss y yo siquiera una relación de amistad, pero tiene algo que hace que nazca en mi un instinto pretector. Brad caza chicas cada semana, la de esta parece ser Katniss y no se va a cansar hasta que la tenga. La lleva clara. Cuando terminan las clases voy a la oficina del entrenador, no quiero ser el aguador y voy a ver si puedo ayudar en otra cosa.

-Si quieres puedes ayudar con el material, pero deberás estar aquí antes para prepararlo todo antes de que lleguen para entrenar – Me parece mejor que tener que repartir simplemente agua
-Me parece bien.
-Ahora si quieres, puedes ayudarme a organizar los libros de jugadas y te los vas estudiando.

Las próximas horas nos las pasamos prácticamente en silencio. Salvo por la curiosidad del entrenador.

-¿Te quieres dedicar a esto chico?
-¿Se refiere a jugar al football? - Él asiente, es una idea tentadora. Entrar en el equipo de la universidad y ser elegido en el draft para jugar en la NFL, pero ese no es mi mundo. - No, señor. Me gustaría estudiar artes plásticas, y dedicarme a ello completamente.
-Eres bueno hijo, me da pena que cuando salgas del instituto no sigas jugando. Pero si es lo que quieres no voy a reprocharte. -

Esta breve conversación me ha hecho pensar. Este será el último año que estaré con mis amigos y posiblemente con mi padre. Estudiaré, conseguiré un trabajo, probablemente me eche una novia y bueno, esas cosas que le pasa a la gente normal.

Cuando salgo de la oficina veo que son las 5 y media de la tarde. Se ha hecho muy tarde. En el aparcamiento visualizo fácilmente mi moto y me dirijo a mi casa. Escasos minutos después veo una silueta andando sola, esa figura la distinguiría a kilómetros de distancia. Sonrío para mi y me paro para preguntarle. Le explico yo también porque salgo tan tarde y cuando le digo que antes era el aguador se parte el pecho. Oh que pena no tenia transporte para volver a casa, que mala suerte para ella pero que buena para mi. Me bajo de la moto y le tiendo el casco que tenia para Glimmer. Ella lo mira con desconfianza
-Yo...no creo que pueda Peeta – ¿De verdad? Creo que le da miedo. Esta situación me hace gracia
-¿Te da miedo? - Le pregunto sin poder quitarme esta estúpida sonrisa de los labios
-Pues...un poquito. - Oh Dios ha puesto un puchero muy muy tierno.
Intento convencerla para que no vaya sola hasta su casa pero se niega rotundamente. No me queda mas remedio que ser el pesado que soy y acompañarla a pie. Toda esta linea recta esta repleta de sol ni una sola puñetera sombra. Al rato ya estoy sudando como un cerdo.
Kat me mira un momento y me quita el casco de la mano.
-Trae ese maldito casco – ¡Por fin! No puedo evitar sonreír triunfante y me regaña. Cuando se sube se pega mucho a mi y me rodea muy fuerte con los brazos y apoya su cabeza en mi espalda, puede que esté un poco aterrorizada.
Para no hacerla sufrir demasiado voy relativamente lento. Sin sobrepasar el limite de velocidad. Cuando me paro en un semáforo me giro para ver como lo lleva.
-Deseando llegar ya a casa – Mi mente malvada está planeando vengarse un poquito de ella. Le doy un poco de gas a la moto para avisarle de lo que estoy apunto de hacer. Y cuando acelero saliendo disparado escucho un grito asustado y sus brazos me rodean si cabe aún mas fuerte. Llevo esta velocidad hasta llegar a su casa. Cuando paro y veo que no afloja apoyo mi mano contra la suya. Joder está temblando. Me giro y le levanto la visera y puedo ver como tiene los ojos fuertemente cerrados y unos lagrimones caen de sus ojos. Bien Peeta, creo que la has cagado. Cuando le pregunto como está, vuelve al mundo de los vivos y se baja a toda velocidad. Me tira el casco al pecho. Genial, tu si que sabes como tratar a las mujeres. Voy corriendo hacia ella antes de que se meta en casa y apoyo mis manos en su cintura tocando un poco de piel que tiene al aire. Que suave... Está realemente enfadada y yo realmente arrepentido. Cuando desisto de disculparme pienso que igual podría arreglarlo poco a poco y si me dice que si mato dos pajaros de un tiro. Así que le pregunto si podría darme clases para mates poniendo como excusa que necesito muy buena nota si quiero jugar con el equipo, esto último es mentira. 

-Déjame que me lo piense ¿Vale? - ¡BIEN! Bueno tengo que esperar a que me lo confirme pero algo es algo.

Se separa de mi para terminar de abrir la puerta y se mete dentro, yo no me muevo ni un ápice. Antes de cerrar la puerta ella me sonríe de una forma encantadora y me da las gracias por traerla.

Este rato me ha alegrado la tarde aunque es posible que la haya fastidiado un poquito. No puedo evitar sentirme un poco mal por Glimmer. No hace ni dos días que lo dejamos y me empiezo a fijar en otra, aunque empiezo a dudar sobre si esto empezó antes de que incluso lo dejáramos. 






SAIOFBGNDFIGJNADFGJAKDFSNG
OH MY CAAAT
 



28 comentarios:

  1. que waaaaaaaaaaaaaaaaaa me encanta!!!!!!!!!!!! ver los dos puntos de vista,,,,muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustee aajajaja. Creo que ahora casi todos los capis tendrá los dos puntos de vista ^^

      Besooos :D

      Eliminar
  2. Tania escribes genial *-* Me encantaaaaaaa! *-* Ya decía yo que el motera estaba buenorro jajaja Me ha encantado el momento: Vamos Peet relajate. Huevos, leche, azúcar, harina, sal... puajjajajaa eres buenísima! Y como siempre, me he descojonado xD ¿No subirás capi hasta el lunes? :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El motero buenorro no podía ser otro!! jajajajajaj

      Eliminar
  3. Me ha encantado, como siempre!! Ahora estaré esperando hasta que llegue el proximooo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tendrás que esperar demasiado. Empiezo ahora, sinprisa pero sin pausa ;)

      Eliminar
  4. Genial, no he podido evitar reírme. En serio, peleándome con mi madre para que me dejase el móvil y poder leer la entrada xD

    Genial,un besito ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te diviertan los capiiis. Aparte del romantiquerío quiero que os riais ajjaja

      Besitoos :)

      Eliminar
  5. me tienes mas que enganchada a esta historia! me parto de risa!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja me has matado con lo de huevos, leche, azúcar, harina, sal.. Jajajaja Estos dos terminan muertos de amor fijo xD Pero fijo, fijo! Jajaja
    Me encanta!
    Por cierto, he empezado una historia, no se si te gustará pero leyendo la tuya pienso que sí xD Si te apetece o te aburres demasiado:
    http://ariamorrison.blogspot.com.es/
    Si eso me dices que te parece ^^ Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahora mismo me paso tocaya!! ajajaja te afilio

      Eliminar
  7. Me encanta! Te lo voy a tener que seguir diciendo en cada capitulo! No podia parar de reirme, pero Peeta acelerando en la moto, Katniss se pego un susto! Quiero mas, pero mejor inspirate y escribo otro muyyy largo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura. Supongo que el proximo capi también será largo me encanta escribir así

      Eliminar
  8. LO ADORO!ME ENCANTA!, aaaah! ya quiero leer el proximo capitulo!!!
    escribes muy bien y esta historia me tiene atrapada, me esta volviendo loca la amo! esta muy buena, aunque sigo esperando la aparicion de Gale, si Peeta se puso celoso de Brad imaginate como se va a poner con Gale...
    un besote grade, Lucia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La aparición de Gale espero que sea estelar! Muajajajaja, Peeta sufrirá (Pobre)

      Besazoo :D

      Eliminar
  9. AIAIAIIAIAIAIAIIAIAIAIIAIAIAIAIIAIAI! *-------------*

    ResponderEliminar
  10. Extraordinario. No hay otra palabra para describir otro capítulo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ML, me encanta leer comentarios como el tuyo *____________*

      Eliminar
  11. Una preguntaa Tania :) eres de valencia?? Es qur he visto que te ibas ao oceanografic y la verdad es que yo si y me entraba la curiosidad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii soy de valencia capi. Vivo en el barrio de Malilla aunque ahora em ire a Gandia a estudiar al poli. De que parte eres tuu?

      Eliminar
    2. Pues yo no estoy en valencia valencia, yo estoy mas bien en un pequenyo pueblo que se llama benaguasil, cerca de lliria jajaja aunque a lo mejor no gas oido hablar de él, no és muy conocido :) jajaja pero me alegra de que seas valencianista como yoo jejeje besos :))

      Eliminar
  12. hola chica te felicito de todo carazon de verdad porque me parece q escribes exelente y tienes una muy buena imaginacion esto no podria llamarse fanfic esto es una novela lo unico q tiene es los nombres q creo suzanne collins pero mas nada de verdad felicitaciones porque creaste algo muy diferente a lo que he leido de otros fanfics eres unica estoy a la espera del cap 21 y te soy sincera yo no leo muchos cosas como estas me gusta mas algo como El Alquimista, cajon de cuentos, el hijo (oracio quiroga) o como escribe neruda pero la verdad es que suzanne collins me cautivo y quede con sed de mas y ahora lo logrates tu :) de verdad espero q ese talento no se pierda y te superes cada dia un beso, un abrazo y mucha suerte (me llamo jeanna y soy de venezuela)

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

© Querida venganza, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena