Querida venganza

Katniss Everdeen es una chica aplicada a sus estudios y nada llamativa para el genero masculino, pero ocurrirá algo que hará que cambie por completo para realizar una venganza. Deberá enamorar a Peeta Mellark, el capitán del equipo de football de su instituto ¿Podrá Katniss centrarse en su objetivo sin sucumbir a los encantos del chico?

lunes, 6 de agosto de 2012

Capítulo 3: Conversación Incómoda.


Siento no haber podido escribir estos días. He estado en el chalet de una amiga y luego en casa no he podido coger mucho el portátil. No tengo previsiones para el próximo capítulo pero intentaré que sea lo antes posible. Un beso a todaas. Disfrutar del capi!

Suena el despertador a las 6 y media de la mañana. Ugh no me apetece mucho ir hoy a la escuela. Me dirijo al baño y me doy una ducha relajante, me da la sensación de que hoy va a ser un día duro...


Prim y yo desayunamos juntas, parece que hoy ha decidido levantarse antes y poder arreglarse con tranquilidad. Cuando voy a dejar la leche en la nevera encuentro una nota.

''Hijas, vuestra madre y yo tenemos que ir a Europa para una convención en Suiza. No sabemos la fecha de vuelta, en cuanto sepamos algo os lo haremos saber. Os queremos.''

Genial, ¿Por qué me da la sensación de que ya me lo esperaba?
-Prim ¿Has visto esta nota? -
-¿Qué nota?
-Papá y mamá y se van a Suiza y no saben cuando van a volver.-
-Ah, bueno, no pasa nada. - dice Prim bajando la mirada, está decepcionada. Puede que sea una chica fuerte, pero echa de menos a nuestros padres. Los odio por esto, yo ya me he resignado a que no estén con nosotras, pero le están haciendo daño a Prim.

Escucho el pitido de siempre a la hora de siempre. Suelto un suspiro y nos encaminamos a afrontar el día de hoy.

La mañana se desarrolla con tranquilidad mientras me pregunto si Cato será un buen chico para mi hermana. Por como me habló ayer de él se nota que le gusta. Parece que Prim está creciendo mas rápido de lo que parece, ya no es mi hermana pequeña, a veces me da la sensación que incluso es más madura y razonable que yo.

A la hora de la comida veo que están todos charlando animadamente con Cato. Nunca lo había visto, pero es un chico muy, muy guapo. Es un chico grande, con los músculos desarrollados, seguro que se pasa las horas en el gimnasio. Es rubio, no es como el rubio de Peeta... el de Cato es mas platino, parece tintado.

-Hola...- saludo tímidamente. ¿Por que?
-!Hola Katniss! Mira Cato esta es mi hermana – Dice Prim señalándome y levantándose de la silla. - Katniss este es Cato.
-Encantado- me saluda mientras se levanta de la silla y su cara adornada por una sonrisa enorme, joder que dientes mas blancos. Estoy segura de que si refleja algún rayo de luz en ellos me deslumbrarían. Me da la mano.
-Igualmente, Prim me ha hablado mucho de ti – Los dos miramos a mi hermana que se ha puesto como un tomate, me encanta.

Cato, tal como me dijo ayer mi hermana, es muy simpático. Peca de egocéntrico, pero él que puede... me ha contado que vive con sus padres y que cuando vaya a la universidad quiere estudiar medicina.

-Que casualidad, Katniss también quiere estudiar medicina. - Dice Prim.
-Eh, si eso tengo planeado. - Intento simular una sonrisa que por lo que parece consigue convencer a la gente. Echo un vistazo a los chicos en un momento de silencio. Cada uno piensa en sus cosas. Me paro a mirar a Peeta que tiene el ceño fruncido, parece concentrado. Me mira por un segundo, tiene una mirada curiosa, como si tuviera ganas de preguntarme algo pero por lo que veo no tiene intención alguna de hacerlo.

El timbre toca para indicarnos que las clases continúan. Mi siguiente clase es matemáticas, Rue no es mi compañera esta hora. Es posible que me sienta un poco incomoda sin conocer a nadie en la clase, espero apañármelas bien.

Me siento en el pupitre mas cercano al profesor, en todas las clases lo intento. Tampoco es que sea muy complicado porque casi nadie quiere sentarse en esta fila. Entra el profesor, es Beetee, no es la primera vez que me topo con él en esta clase.

-Buenos días clase. - Nos saluda
-Buenos días profesor. - Suena a coro.
-Este año yo seré vuestro profesor de matemáticas. A continuación pasaré lista.

Cuando está sacando su libro de asistencia, la puerta se abre estrepitosamente haciendo que la atención de toda la clase se dirija a ella.

-Perdón, siento la tardanza. Es que estaba hablando con un profesor sobre una presentación. -

Oh NO, no, no. ¡NO!. No puede ser, entre todos los chicos del instituto que pueden estar en mi clase de matemáticas tiene que ser él. Peeta está jadeando por la prisa de la carrera para llegar a tiempo a la clase.

-Espero que tenga un justificante firmado por el profesor. - Peeta le entrega un papel que llevaba en la mano. - De acuerdo, pase. La próxima vez que ocurra esto, y escuchen los demás que les sirva de aviso, el que entre después de mi será llevado a dirección. ¿Queda claro?

-Si, profesor. - Suena al unisono de nuevo.
-Usted, siéntese donde pueda. - Dirigiéndose a Peeta.

Mierda, muchas gracias Beetee. El único asiento libre es el que está al lado del mio. Peeta se sienta a mi lado y me saluda con una media sonrisa.

-Parece que no te vas a poder librar de mi tan fácilmente hermosura.
-La suerte no está de mi parte. - Ni le dirijo la mirada. Saco mis bolígrafos, el libro y la libreta para hacer ejercicios y tomar apuntes.
-¿Sabes? Si vamos a estar 9 meses en la misma clase durante 3 días a la semana deberíamos hacer una tregua ¿No? ¿Tú que crees? - Puede que tenga razón, incluso sea posible que me sienta mas cómoda. Pero no puedo, estoy demasiado resentida con él.
-Tú limitate a hacer tus cosas y yo haré lo mismo. - Digo tajante. Peeta asiente con la cabeza y se centra en lo que comienza a explicar el profesor.

El primer tema son integrales. El pasado año ya comenzamos con ellas y no se me dan nada mal. En general las matemáticas se me dan bastante bien. El profesor, después de la explicación, manda una serie de ejercicios. Yo enseguida termino y comienzo con otros que no ha mandado, pero no me gusta estar de brazos cruzados.
Observo a Peeta y a su libreta. Parece ser que se ha quedado atascado en un ejercicio y se le ve frustrado. Decido apartar mis diferencias y ofrecerle mi ayuda.

-¿Necesitas ayuda? - él ni si quiera me mira.
-Tú limitate a hacer tus cosas y yo haré lo mismo. - Repite lo que he dicho yo hace unos minutos. Sigue sin mirarme. Puede que esté un poco resentido por ese comentario.
-De acuerdo.
Pasan cinco minutos y Peeta carraspea.
-Bueno... Tal vez si que necesite un poco de ayuda. - No creo que le guste admitir eso, de hecho creo que se siente un poco avergonzado. Tiene sus mejillas un poco rosadas.

Pasa el resto de la clase y yo aclaro todas las dudas que él me pregunta. A la salida de clase Glim le está esperando, apoyada en el marco de la puerta. Parece sorprendida cuando nos ve juntos.

-¡Ala! ¿Vais juntos en esta clase?
-Si, la cerebrito es muy buena en mates. - Cerebrito...
-Si, no tanto como otros.

La semana pasa sin ningún incidente anormal, mas bien lo de siempre. Cato se ha convertido en uno mas del grupo, nos llevamos muy bien los dos, ahora mi hermana y él no se separan. Prim me ha contado que llevan un par de días enrollándose y se la ve muy contenta. Hay una cosa que me preocupa y de la cual no tengo ni idea. En estos casos es cuando necesito a mi madre, no puedo hablar yo de sexo con Prim, lo único que se lo conozco de las charlas del instituto y no son del todo completas, tendré que hablar con las chicas para que me ayuden.
Mis padres llamaron y dijeron que estarían alrededor de un mes fuera, así que no puedo contar con ellos.

Es viernes y mañana los chicos juegan el partido, en la comida es de lo único de lo que se habla.

-¡Hoy tarde de chicas! Necesitamos ropa para la fiesta de después del partido, iremos al centro comercial. - Annie estaba deseando comprar ropa ¿que mejor escusa que una fiesta para hacerlo?
-Yo tengo deberes y si mañana...- No puedo terminar la frase
-Hermanita estamos a viernes y nunca sales con nosotras. La gente los viernes sale para evadirse de las clases y esas cosas, mañana en la mañana puedes hacer las tareas. Porfi... - Prim me mira con ojos tristes y un puchero. Es una gran actriz. Suspiro.
-De acuerdo, iré con vosotras. ¿A que hora vamos a ir?
-Conociendo a Annie deberíamos dejar las mochilas en casa y salir escopeteadas. - Dice Rue intentando burlarse de Annie.
-Eso iba a deciros, necesitaremos toda la tarde para mirar todas las tiendas. - Pongo los ojos en blanco, me espera una buena tarde. Yo siempre soy más feliz leyendo un libro tranquilamente en casa y adelantando temario.
-¿Vas a renovar tu vestuario? - Pregunta divertido Peeta.
-Oh, me encantaría comprarte ropa Katniss, seguro que te quedan bien un montón de cosas. - comenta ilusionada Annie. Ahora Peeta me mira con curiosidad, supongo que intentando imaginarme con otro tipo de ropa que no fueran las faldas y las camisetas holgadas.
-No necesito ropa, ya tengo suficiente. - Annie me mira desilusionada.
-A mi me gusta el vestuario de Katniss, ¿Qué tiene de malo? - Cada vez me gusta mas este chico, Cato es muy simpático conmigo. Yo le dirijo una sonrisa de agradecimiento. Y le saco la lengua a los demás.
La comida continua con bromas acerca de mi ropa y mi comportamiento, son mis amigos se que no lo hacen a malas. Incluso yo me río de algunos de los comentarios. No me molesta para nada

Por la tarde nos recorremos todas las tiendas del centro comercial, y cuando digo todas son TODAS. En un momento que estoy a solas con Rue y Glim porque Annie se ha llevado a mi hermana con ella para comprar ropa interior les confieso lo que he pensado hace unos días.

-Tienes razón, Prim ya no es una niña y si está saliendo con Cato es mejor que hablemos con ella. Comprendo tu situación Katniss, él es un chico y ya se sabe que los hombres... - me da un escalofrío al pensar en esa situación. Glim tiene muy poco tacto para hablar de estos temas
-No te preocupes Katniss te vamos a ayudar. - Me abraza Rue al percatarse de la situación en la que estoy.

Terminamos sentadas, todas espatarradas en las sillas de una cafetería intentando descansar. Annie llega dando saltitos porque ha encontrado el vestido perfecto.
-No me puedo creer que una persona tan pequeña tenga tanta energía. - Miro estupefacta a Annie que viene hacia nosotras
-Yo creo que desayuna, almuerza, merienda y cena RedBulls. - Dice Glim
-Mi teoría es que se lo inyecta en vena – Dice Rue mientras se masajea los pies doloridos.
-¿Que os apetece cenar chicas? -
-¿Vamos a mi casa y pedimos comida china? Estamos solas en casa. - Propone Prim.

Ya en mi casa nos repartimos entre todos los sofás con la panza para arriba después de llenarnos a comida. Glim me mira con cara pícara dándome a entender de lo que vamos a hablar a continuación.

-Prim, ¿Como te va con Cato? - Inicia Glimmer.
-Muy bien, es muy cariñoso y atento. Siempre está pendiente de mi. - Sonríe muy abiertamente, puede que hasta lo haya hecho inconscientemente.
-Y... ¿Te ha besado ya? - Parece ser que Prim solo me ha contado a mi lo de su lio con él.
-Si. - Dice solamente y se escucha un Aww... haciendo que ella se sonroje.
-¿Besa bien?¿Con lengua o sin lengua? - Annie parece mas emocionada que mi propia hermana.
-Si que besa bien, muy bien. Y los han habido de toda clase Annie, con y sin lengua- yo me quedo callada todo el rato, no se como abordar esta clase de tema.
-Bueno, ¿habéis...estado juntos? - Mi hermana mira con confusión a Glim
-No se a que te refieres. -
-Que si te lo has tirado niña. - Suelta como si nada Rue. La miro con los ojos como platos y Prim parece mi mismo reflejo salvo por el color rojo sangre de sus mejillas. Pongo mis manos en la cara por la indiscreción de mi amiga. Las demás no paran de reírse ante la situación.
-No... todavía no ha pasado nada. - Suelto un sonoro suspiro de alivio.
-Espero que él no te esté forzando a hacer nada que tu no quieras. - Me sorprendo a mi misma introduciéndome en la conversación.
-¿Qué? ¡No! ¡Claro que no! Él y yo ya hemos tenido esta conversación. Me dijo que quería hacer las cosas bien conmigo, ir despacio, porque yo le gustaba de verdad. - Mientras Prim dice esto tiene la mirada clavada en el suelo y sonríe como una tonta. Esa sonrisa me confirma esa confesión y se que no está mintiendo. Me acerco a ella y la abrazo.
-Me alegro mucho cariño. - La miro y le sonrío para que no tenga mas vergüenza.
-Joder, ya me gustaría a mi pillar a uno así. - Dice Rue quitándole el sentimiento a la situación. - Si necesitas condones ya sabes donde pedirlos si te da corte comprarlos. - Le dice a mi pequeña hermana mientras le guiña un ojo.

Zanjado el tema seguimos conversando de diferentes cosas hasta que se hace un poco tarde y las chicas se van a sus respectivas casas. Prim y yo terminamos de recoger el comedor. Le doy las buenas noches y cada una nos vamos a dormir a nuestras habitaciones. Mañana será un día interesante

14 comentarios:

  1. jajajajajajajaja Que incomodo es ese tema!! Me gusta mucho Tania, es muy entretenido la verdad, me hace mucha gracia los pensamientos de Katniss :) jejeje No pasa nada por la tardanza, yo ahora apenas tengo tiempo tampoco... Espero el siguiente
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^^ me encanta que me deis apoyo, ahora entiendo eso que decis de la satisfaccion de los comentarios ajaja.

      Un besoo :D

      Eliminar
  2. me encanta! no tardes mucho más en subir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciaas, me alegro que te guste. Intentaré tardar lo minimo posible. Es que tampoco estoy acostumbrada a escribir.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Mmmm, no lo tenia pensado pero voy a ver que se me ocurre :)

      Eliminar
  4. Estoy enganchadisima a tu blog y solo llevas 3 capitulos! Es muy original tu historia, me encantan como has hecho que los personajes que se mataban entre ellos sean ahora amigos! Pero me encanta que hagas que Glimmer sea la novia de Peeta y que Katniss le odie!! Ademas, aparte de tener una historia original tambien escribes genial. Solo tengo que decir una cosa, quiero el siguiente capitulo ya! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes el tiempo que llevaba pensando en hacer un fic de THG pero habian ya de tantos tipos que no sabia que hacer. Entonces dije, pos me monto mi historia ajajaja. Me alegro que te guste Laura. Un besoo

      Eliminar
  5. Eres impresionantee!! Como puedes hacer que alguien sacado de un libro o pelicula, sea un personaje normal. Me encanta como escribes sigue asi y espero con ansia el proximo capitulo besos :)

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu historia! es muy original! Entro cada día para ver si pones un nuevo capi :$ jajaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara!! me alegro mucho que te guste
      Esta noche de madrugada es posible que suba el capi de hoy. Presiento que sera larguito

      Eliminar
  8. jajajaja me he reido muchisimo ! tienes una nueva seguidora !

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

© Querida venganza, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena